Accesibilidad en baños

El 15 % de la población mundial sufre algún tipo de discapacidad según las cifras que ha arrojado la Organización Mundial de la Salud a tal respecto y si miramos las cifras españolas, gracias a Dios, encontramos que la magnitud baja al 5 %.

Este 5 % supone una cantidad de más de 2.300.000 españoles que sufren el día a día de vivir sentados en una silla de ruedas que, aunque la mejora, no les permite tener una vida plena como el resto de la población.

Uno de los problemas a los que se enfrentan cada día, y probablemente más de una vez, es entrar en un baño, ya sea público o el de casa. Suele representar un problema debido a las dimensiones del mismo y de la disposición del mobiliario típico de este espacio. Pero, ¿sabemos realmente cómo debe ser un baño para que sea accesible, y cómodo, para todo el que desee usarlo?

Las puertas deben tener un ancho que permita entrar a la silla de ruedas y el espacio dentro de la habitación debe ser grande, para que si se da el caso la persona pueda girar con facilidad en la dirección convenga. Por otra parte, no podemos olvidar que además del espacio estas personas necesitarán mobiliario que ayude al desarrollo de las tareas, como unos brazos extensibles para el inodoro o la colocación del lavabo a una altura y posición que facilite la colocación de las piernas justo debajo y proporcione el bienestar necesario para que el usuario consiga la limpieza que necesite.

Es importante recordar que el suelo debe ser adecuado para evitar resbalones peligrosos para la seguridad de todos quizás provocados por un charco de agua situado en mal lugar. Así que si estás pensando en reformar tu baño para lograr que sea accesible llama a Eurocon para que te ayudemos con todo lo que necesites.